Lavandula officinalis

NOMBRE COMÚN:

Lavanda, espliego

 

NOMBRE CIENTÍFICO:

Lavandula officinalis

 

BREVE DESCRIPCIÓN:

Arbusto de hasta 50 cm con hojas simples, linear-lanceoladas y enteras. Flores bilabiadas, azules, reunidas en espigas terminales laxas.

 

PARTES UTILIZADAS:

Sumidad florida

 

COMPONENTES QUIMICOS:

Aceite esencial (hidrocarburos monoterpénicos [ocimeno, dipenteno, canfeno, cariofileno, limoneno, mirceno], ésteres del linalol y del

geraniol, alcoholes terpénicos libres y de borneol, cineol, ésteres de linalilo), ácido ursólico, cumarinas (herniarina), ácido rosmarínico,

taninos, flavonoides (luteol), fitosteroles

 

 

PROPIEDADES MEDICINALES:

Antiespasmódicas, antisépticas, sedante, diuréticas, emética, cicatrizantes y analgésicas.

 

INDICACIONES TERAPÉUTICAS:

Uso Interno:

Ansiedad, insomnio, meteorismo, espasmos digestivos, afecciones de las vías respiratorias, vértigo, diarreas, digestiones lentas, etc.

 

Uso Externo:

Faringitis, otitis, heridas. En casos de llagas, eczemas, picaduras de insectos, quemaduras y en baños sedativos.

 

MODALIDAD DE USO:

Exto. Fluído (1:1): 10-20 gotas/8 horas

Tintura (1:5): 2-5 gotas/8-12 horas

Infusión: 30 gotas/litro. Tomar 3 tazas al día después de las comidas.

Tópico: Pomada /crema

Decocción: 30-50 g/litro. Aplicar en forma de compresas, gargarismos.

 

 

CONTRAINDICACIONES:

Embarazo, lactancia, niños, gastritis, ulcus, colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn, síndrome del intestino irritable, epilepsia, Parkinson.

Efectos Secundarios:

Dermatitis de contacto; neurotóxico a dosis muy altas (el aceite esencial).

 

COMENTARIOS:

Una de las plantas más aromática y conocida popularmente sin lugar a dudas. Muy utilizada en perfumería y en productos de cosmética.